La imagen del día en el O2 Arena de Londres, donde se celebra la Laver Cup, ha sido protagonizada por un activista por el clima. Este espontáneo saltó a la pista y se prendió fuego en su brazo a modo de protesta, en un incidente que fue rápidamente disuelto por las fuerzas de seguridad. 

Al inicio del segundo set del partido entre el griego Stefanos Tsitsipas y el argentino Diego Schwartzman, este aficionado acaparó los focos al protestar en contra del uso de los vuelos privados en el Reino Unido. En su camiseta podía leerse «Terminad con los vuelos privados»

Afortunadamente, la seguridad actuó de manera rápida y el partido se reanudó sin más problemas, tras apagar tanto el brazo del espontáneo como la parte incendiada de la pista.