Rusia se lleva 4.408 millones de euros de España hasta julio por el aumento del 53,5% en las importaciones

Rusia se lleva 4.408 millones de euros de España hasta julio por el aumento del 53,5% en las importaciones

Las importaciones que ha hecho España de Rusia en los primeros siete meses del año han crecido un 53,5% interanual, hasta los 4.408 millones de euros, principalmente por el aumento de las compras de gas y, en menor medida, petróleo al régimen de Vladimir Putin, según el Informe de Comercio Exterior de julio publicado este martes por la Agencia Tributaria.

Las exportaciones a ese país, sin embargo, han caído un 36,5% hasta los 843,5 millones de euros entre enero y julio, así que el déficit comercial que mantiene España con ese país ha pasado de 1.541,6 millones a 3.564,5, casi tres veces más que el registrado el año pasado a cierre de julio.

Aunque el informe no desglosa las compras a cada país por tipo de producto, el principal bien que vende Rusia a España es el gas, a pesar de que nuestro país se ha comprometido -como el resto de países europeos- a reducir su dependencia de Rusia a raíz de la guerra en Ucrania. Comprarle gas y enviarle miles de millones sirve al final para financiar su ofensiva a Kiev.

Aún así, las necesidades energéticas de España se han disparado este año, lo que le ha obligado a incrementar en un 318% sus compras de gas al extranjero (principalmente a Estados Unidos y «a mucha distancia», dice el informe, a Rusia, Nigeria y Argelia); a aumentar un 101% las compras de petróleo (sobre todo a EEUU, Brasil, Nigeria y Argelia), y a subir un 149,9% las compras de carbón y electricidad al exterior.

Esta mayor compra de productos energéticos, frente a unas ventas que han crecido en menor medida, han provocado que el déficit energético de España más que se duplique y llegue a los 31.045 millones de euros (vendemos productos energéticos por 21.624 millones, pero importamos por 52.669 millones). De hecho, un 20,1% de todo lo que importamos al exterior es energía, una cuota que el año pasado era del 12%.

Más allá de la energía, en términos generales, las importaciones crecieron a mucho más ritmo que las exportaciones. A cierre de julio, España sólo cubre ya un 85% de lo que importa con las exportaciones.

Las compras al extranjero alcanzaron los 261.485,0 millones de euros, un 40,2% más que en el mismo periodo del año anterior, un incremento que se debe por un lado a que compramos un 17,7% más y, por otro, a que los precios fueron un 19,2% más altos que en 2021.

El mayor aumento se produjo en la compra de productos energéticos: las importaciones de estos productos crecieron un 137,6% hasta los 52.669,9 millones de euros, porque compramos un 72,9% más y nos salió un 37,4% más caro. Las compras del resto de productos crecieron un 27,1% hasta los 208.815 millones (compramos un 10,9% más a unos precios un 14,6% más altos).

En cuanto a las exportaciones, aumentaron un 24,2% interanual en el periodo, alcanzando los 222.961,1 millones de euros. En volumen, las exportaciones se incrementaron un 6,1% interanual, y sus precios crecieron un 17,1%. Las exportaciones de productos no energéticos alcanzaron los 201.336,5 millones de euros, un 18,7% más que en el mismo periodo del año anterior. Por su parte, las exportaciones de productos energéticos (21.624,6 millones de euros) crecieron un 116,8% interanual.

En volumen, las exportaciones de productos no energéticos subieron un 3,4% interanual, ya que sus precios ascendieron un 14,8%, mientras que las exportaciones de productos energéticos se incrementaron un 61,6% interanual, debido a que sus precios ascendieron un 34,2%.

Deja una respuesta