BBVA refrenda su apuesta por México pero alerta de amenazas arancelarias

El presidente del Grupo BBVA Carlos Torres habla en la Reunión Nacional de Consejeros Regionales del BBVA, este martes en Ciudad de México (México). EFE

México, 11 jun (EFE).- BBVA refrendó este martes su apuesta por México, su principal motor de cuentas, con una inversión de 63.000 millones de pesos (unos 3.300 millones de dólares) en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, pero alertó que amenazas como la imposición de aranceles ponen en riesgo la economía del país.

La entidad invirtió 52.000 millones de pesos (unos 2.700 millones de dólares) en sucursales y nuevos negocios durante la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018), una cantidad que el banco aumentará un 22 % durante el actual sexenio.

Esto se anunció durante Reunión Nacional de Consejeros Regionales del BBVA, celebrada en Ciudad de México, donde el presidente del grupo Carlos Torres, reivindicó el compromiso con el «desarrollo» de México.

«Seguiremos contribuyendo en lo que podamos al desarrollo de esta gran nación», dijo Torres, quien, sin embargo, advirtió de los riesgos que atraviesa el país como la crisis de la deuda de la petrolera estatal Pemex o las amenazas arancelarias de Estados Unidos.

«Las idas y venidas perjudican. El daño ya está hecho y hay que trabajar duro en recuperar el ambiente de confianza», dijo tras el acuerdo migratorio alcanzado con Washington que levantó la amenaza de aranceles realizada la semana pasada por Donald Trump.

En ese contexto, dijo que «es importante» que se ratifique el tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pendiente de ser aprobado por los parlamentos de los tres países.

Y señaló la corrupción y los altos índices de violencia que sufre el país como un «lastre» para el crecimiento económico, que López Obrador quiere incrementar del 2 % al 4 % anual durante su mandato, que culmina en 2024.

«Lo importante es crear un clima de confianza necesaria por parte del sector privado, que es el que invierte en México, a parte de respetar la independencia del banco central, fomentar el libre comercio, las cuentas saneadas y las reglas de juego estables», sostuvo Torres.

Por su parte, el director general de BBVA México, Eduardo Osuna, presentó la unificación de la marca del grupo, que hoy eliminó Bancomer de su nomenclatura.

Dijo, además, que esta nueva marca ayudará a consolidar este banco que es «líder en clientes, en sucursales y en clientes digitales» en México.

«Somos y seguiremos siendo el banco del futuro en el país y el principal aliado financiero de México», defendió.

A lo largo del día, fueron interviniendo en la reunión diferentes autoridades federales que pusieron sobre la mesa los retos económicos de México para los próximos años.

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, coincidió con la dirección del BBVA en la preocupación por las rebajas de las agencias calificadoras a México y Petróleos Mexicanos (Pemex).

Hemos visto en los últimos días revisiones a la calificación tanto del soberano como de Pemex, en ambos casos esto obviamente es un factor de riesgo que debe atenderse», señaló.

Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia, defendió este martes que las empresas privadas deben participar en el desarrollo del sector energético, algo que López Obrador ve con recelo.

«Deben convencer que sin participación de todos ustedes, el país no tiene los recursos para la magnitud de lo que se necesita», dijo Romo, quien también preside el Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y Crecimiento Económico.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, admitió que «cualquier día» puede alterarse la relación con Estados Unidos a pesar del acuerdo migratorio alcanzado en Washington que suspendió la aplicación de aranceles.

El canciller mexicano sostuvo que la «prioridad» en la relación con su vecino del norte es la ratificación del T-MEC.

De reactivarse la amenaza arancelaria del mandatario estadounidense Donald Trump, este acuerdo comercial «podría tener una dificultad seria de salir adelante», advirtió.

Por su parte, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, estableció como objetivo mantener la deuda del país alrededor del 45 % del PIB y vio posible un crecimiento del 4 % si no hay «sobresaltos».

También pidió aunar esfuerzos entre el sector público y el privado para aumentar la inversión en el país, que actualmente representa el 20,9 % del PIB, hasta el 25 % del PIB.

En ese sentido, invitó a los inversionistas privados a participar en los grandes proyectos de infraestructura ferroviaria del actual gobierno.

El BBVA obtuvo un beneficio neto de 627 millones de euros en México en el primer trimestre de 2019, lo que supone un incremento interanual del 10,6 % y un 53,8 % de los 1.164 millones de euros que ganó en todo el mundo.

Tras el aumento de las hostilidades de Trump con México, BBVA rebajó su pronóstico de crecimiento del 1,4 % a menos del 1 % en 2019.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion